Juan Pablo Sorin

09/04/2012

Allez PSG pour la victoire! A pedido de amigos les cuento la sensación de ser protagonista en un clásico. Este es mi DERBY inolvidable...espero les guste.

Fui a hacer la fila para comprar la baguette calentita en el centro de Sain-Germain En Laye. Caminé unas cuadras con todo el cuerpo dolorido y por fin entré en casa donde me esperaba mi compañera.
Sus cuadros naif decoraban la maison antigua, que había pertenecido a los criados de una família aristocrática y por ende de mucho dinero. El aroma a mate cocido en la cocina y las ojeras del éxito queriéndose esconder. Entonces pasó lo que nunca.

Comenzamos a sentir cânticos fuera de nuestra casa. Que se aproximaban cada vez más. Eran las 8 de la matina!!! Pensé que estaba soñando o quizás mi cabeza seguia oyendo barullos de la noche anterior. Sin embargo, se aproximaban. Mi mujer me miró con media sonrisa, como si supiese... So...rin...So...rin...empezaron a retumbar las vocês adolescentes en las paredes viejas y comencé a transpirar de los nervios y de la alegria simultânea. Hubo un par de gritos más y luego cuando fui a abrir las persianas, solo vi las sombras de unos pibes girando en la esquina. Perdiéndose en la quietud habitual del Pueblo. Todo había comenzado hacía 24 horas.

Enero de 2004

Sabés esa mañana que sentís que la luz está con vos? Sabés cuándo te levantás con la sensación que será un día histórico? Los primeros derbys fueron marcados a fuego en mi carrera. Y sabía que un partido, un gol, una historia podían cambiar para siempre el curso de tu vida. Dejar tu huella. Dejar tu legado. Dejar una estampa de complicidad con el hincha que no tiene precio ni dimensión.


El Velodrome estaba lleno a reventar. No cabía un alfiler en las tribunas. Y la lluvia caía sin parar. La Coup de France nos deparó un destino de final anticipada. Y fue una lucha de poderes hasta llegar a la prorrogación. Las piernas respondían a fuerza de corazón, y el hambre de victorias. Sabíamos que estábamos frente a un momento bisagra para una temporada que había empezado mal y que podia encarrilarse de la mejor manera. Los débiles desisten y los guerreros creen hasta el final, manteniendo la convicción y la garra que los caracteriza. No éramos un equipo sútil, ni tecnicamente super dotado. Pero habíamos conseguido superar las dificultades de vestuário y sus divisiones. Habíamos superado las barreras de depender de un solo jugador para cerrar un grupo de personalidades fuertes. Nos habíamos unido, con un solo objetivo: ser campeones de algo y quedar en la historia do PSG como vencedores.

Parecía un empate clavado y definición por penales. Parecía que ya nadie podría quebrar la solidez de Barthes. Sin embargo inventamos una triagulación por la izquierda. Reinaldo dribló médio a los tropezones y tiro un centro perfecto. El otro atacante, Ljuboja, estaba ahí, pero mi diagonal se anticipó. Todavía recuerdo como cabecee esa bola de pique al piso, como resbaló en el cesped húmedo y rapidísimo fue hasta el fondo de la red. Imposible hasta para un campeón del mundo...

Hasta hoy me recuerdo de sacarme locamente la camiseta y gritar con el alma ese gol que eliminaba a los marselleses. Hasta hoy tengo grabado las caras de los suporters de Paris que estaban apretados en aquella esquina y gritaban y saltaban. Entonces llegaron mis compañeros y parecia que estábamos todos envueltos, hinchas y jugadores mezclados en un solo abrazo. En un solo grito.

Vidéo


Saludos para la banda de aquella época: Fiorese, Dehu, Pauleta, Reinaldo, Alonso, Paulo Cesar, Ljuboja, Heinze, M’bami y todos todos los compañeros y uno especial para Florian el utilero, Pascal, el doctor Hakim y toda el staff que me trataron de 1era!

Fuerza para Psg y ojalá que este año sea el marcado para ser campeones de la Ligue de la mano de Leonardo, Pastore, Lugano, Nené y todo el equipo.


Después de una larga ausência volví. Espero sus comentários y sus twitters en: @jpsorin6
www.facebook.com/jpsorin6
juan-pablo.sorin@sofoot.com

Abrazo

JP


Votre compte sur SOFOOT.com

0 réaction ;
Poster un commentaire


0 réaction :
Poster un commentaire