Juan Pablo Sorin

28/10/2012

Les dije que había un jugador increíble, una espécie de super héroe elegante en la mitad de la cancha.

Pero como me la pasaba hablando de fútbol, mis compañeros en la escuela, me cargaron incrédulos. Entonces solté una frase que recordaría años después:

-Algún día voy a tirar una pared con Redondo Y lanzaron una carcajada terrible, -Si si vos una pared con Redondo jajajajajwbr> entonces se armó una pelea con montonera incluída, como de costumbre cuando se terminaba el recreo entre alfajores Jorgito. Estábamos en tercer grado,corría el año ’85.

Estratega, inteligente y encima zurdo! En ese momento no había número 5 zurdos en la Argentina. Pero sí jugadores estéticos abanderados del buen fútbol, e imprescindibles como Marangoni (Independiente) y el Checho Batista (Argentinos Jrs) Sin embargo, cuando Fernando Redondo apareció, el fútbol se arrodillo a sus pies, como si nunca antes un volante hubiera mostrado tanta jerarquia y ductilidad.
Yo tenía 9 años cuando aquella selección sub 16 de Redondo, Cáceres, Hugo Maradona, Frutos y Salaberry entre otros ganó el Sudamericano en Buenos Aires. Fue bajo una lluvia de aliento incondicional y un aluvión de fútbol ofensivo y precioso. Eran pibes, y por eso me identifiqué con ellos, pensaba en lo maravilloso que sería jugar con la camiseta de la Selección Argentina.

Redondo ya sobresalía, ya manejaba los ritmos ,ya “metía sus ganchos” para cambiar el sentido del juego para vestir de frac a cualquier equipo sin perder agresividad. Después la mayoría ya conoce la historia, su debut precoz en primera con la gloriosa camiseta del Bicho (Argentinos Jrs) su polémica ida hacia España y su escala de esplendor futbolístico en Tenerife para después brillar como nunca y tornarse ídolo y estandarte en el Real Madrid. Donde inventó el día del Taco en Old Trafford y ganó por ejemplo, 2 Champions y una Intercontinental. También lució su magnetismo, su lideranza y su vuelo con la celeste y blanca donde aunque parezca mentira solo jugó un mundial (1994) y fue parte de vários episódios de novela y de la conquista de la Copa América. Su final? Señorial y aristocrático, no podia ser de otra manera, en el Milán trás un sufrimiento particular por las lesiones. De paso se llevó una Copa de Italia bajo el brazo y el reconocimiento por su ética de caballero.

Pero cuando linkeamos al año ’99 y luego de que Fernando quedara afuera del Mundial ’98 , Argentina disputó 2 amistosos contra Brasil. Y además de enfrentar a enormes jugadores (Cafu Ronaldo Ronaldinho R.Carlos) el clássico tenía un ingrediente particular: El Rivaldo vs Redondo ídolos del Barça y Real. El enganche vs el cinco. Fue un derby para cada lado, Le ganamos con contundência a Brasil en el Monumental y nos devolvieron el toque en Porto Alegre.
Seguramente algunos amigos míos de la infância debían estar en las tribunas del Estadio de River. Seguramente más de alguno se rio cuando después de una doble pared Redondo-Sorin llegó el 2 gol de Argentina y el delírio de los hinchas. Habían pasado 14 años, y corrimos como chicos a festejar el gol, como si el recreo estuviera comenzando.
Energía Positiva Abrazo JP
Volveré al Parc de Princess para el derby PSG vs OM el 31.10.2012 después de 8 años será un momento muy especial! Mandenmé sus comentários por aquí o en twitter: @jpsorin6 Allez...

Juan-Pablo Sorin


Votre compte sur SOFOOT.com

0 réaction ;
Poster un commentaire


0 réaction :
Poster un commentaire